Inicio | Biografía | Obras | Crítica y comentarios | Galería de imágenes | Entrevistas | Traducciones | Gestión Cultural | Contacto

 

.:. El Complejo Baader-Meinhof

La película de Uli Edel es un intento por explorar y reflexionar el pasado alemán entre los años sesenta y setenta del siglo XX.

·                                  

Escena de <i>Brigadas rojas</i>, como la cinta fue subtitulada en México.

Escena de Brigadas rojas, como la cinta fue subtitulada en México. Foto: Outnow.ch

A 20 años de la caída del muro de Berlín es posible decir sin reparos que la historia alemana reciente define en gran parte el transcurso del siglo XX. Si la arquitectura bipolar del mundo durante los años de la Guerra Fría tuvo en el muro a su mayor emblema, las tensiones y contradicciones subyacentes al largo proceso de reunificación contribuyeron de forma excepcional a la formación del nuevo orden, por lo menos del nuevo orden europeo, que experimentamos los contemporáneos.

 

La fascinación, la nostalgia o la mera curiosidad por ese tiempo transcurrido han impulsado el trabajo de numerosos escritores y cineastas germanos. De películas como Good bye Lenin! (Wolfgang Becker, 2003) a libros de memorias como Zonenkinder (Jana Hensel, 2002), es perceptible la enorme voluntad de sus creadores para cifrar lo que sucedió en las Alemanias durante el último tercio del siglo pasado combinando el impulso autobiográfico con otros motivos de varia intención. Como lo comprueba la cinta La vida de los otros (Florian Henckel, 2006), que ha contado con la suerte de una atenta recepción global, esta búsqueda también se ha realizado con evidente intención política.

 

Dentro de la Muestra Internacional de la Cineteca Nacional, la semana pasada se estrenó en México Brigadas Rojas / La banda Baader-Meinhof (Der Baader-Meinhof Komplex, 2008), de Uli Edel (1942), que continúa el intento por explorar el pasado alemán, en este caso el periodo que va de fines de los 1960 hasta mediados de la década siguiente. Nominada este año al Oscar como mejor película en una lengua extranjera, llama poderosamente la atención que no fuese incluida para encabezar la exitosa Semana de Cine Alemán presentada en la Cineteca el último agosto y que se reservara su premier local para el ciclo fílmico de otoño, que coincide puntualmente con el vigésimo aniversario de la caída del muro.

 

En nuestra lengua la película ha sido rotulada privilegiando su lado pendenciero. En España se llama RAF, facción del Ejército Rojo y aquí tiene como nombre de pila el desafortunado Brigadas rojas, con lo que no sólo se presta a confundir al grupo protagónico con las célebres Brigate Rosse italianas, activas en la misma época, sino que suprime varios de los elementos más importantes del film de Edel; en principio, su tentativa por adaptar El complejo Baader-Meinhof, libro de Stefan Aust aparecido en 1985 que se convirtió en una referencia competente acerca del movimiento revolucionario armado liderado por Andreas Baader y Ulrike Meinhof. Se pierde, además, la intención del guionista Bernd Eichinger, quien, por decir lo menos, quiso esbozar algunos de los resortes psicológicos que llevaron a un puñado de rebeldes a convertirse en una acción clandestina, violenta y radical.

 

Uli Edel tardó cerca de diez años en rumiar y aterrizar su proyecto. Al tratarse de un libro de historia inmediata y no de una novela o de una crónica, El complejo Baader-Meinhof fue adaptado a la pantalla apostando por una vaga estructura documental combinada con el ritmo de un action film, con estremecedoras secuencias violentas que dan luz sobre una historia alemana subterránea, como si se tratara de escribir un capítulo “desnazificador” más de la Alemania posthitleriana, recurriendo incluso a pietaje de época. Descrita muy en corto, la cinta quiere mostrar en menos de dos horas la historia de la revuelta juvenil y estudiantil alemana entre 1967 y 1977 a espectadores que no están obligados a tener la más pálida idea de lo que fueron esos años, incluido el joven público de la República reunificada.

 

Toda vez que Edel y Eichinger tenían un propósito, digámoslo así, pedagógico, y un límite de tiempo inapelable, su película tuvo que concentrarse en la dramatización vertiginosa de episodios axiales y en la “intensa” construcción de sus personajes: arranca con el retrato a vuelapluma de Ulrike Meinhof, quien aparece como una radical chic a quien el desengaño matrimonial y la ruptura de clase la lleva a dejar la cómoda vida burguesa en un suburbio berlinés para comprometerse con la causa de la Fracción del Ejército Rojo, la célula de agitación política y asalto armado dirigida por Andreas Meinhof. Es una lástima que el concienzudo y admirable trabajo de caracterización de Martina Gedeck como Meinhof no haya tenido el respaldo cinematográfico de una contextualización biográfica mínima: a la película “no le da tiempo” de contar que Ulrike creció en las cercanías del campo de concentración de Buchenwald, que por tanto estaba enterada desde niña de la “solución final” y que tuvo una adolescencia solitaria, emancipada y autosuficiente por necesidad, pues a sus 15 años sus padres habían muerto ya. Presentarla como una mujer que toma conciencia política repentinamente y que huye del esposo infiel y de la apacible vida en los jardines de Dahlem para responder al llamado frenético de la acción directa es francamente telenovelesco.

 

El Complejo Baader-Meinhof deja, cómo no, estimables enseñanzas a las nuevas generaciones de cinéfilos. Entre otras, que los diálogos armados a partir de consignas políticas siempre sonarán forzados y artificiales y que los melodramáticos frescos históricos pueden resbalar en lo granguiñolesco. Deja también unas cuantas, benéficas dudas: ¿qué tan próximo nos resulta el pasado inmediato? ¿Cómo percibimos capítulos traumáticos de la historia reciente? ¿En verdad nos dice algo inteligible la historia del siglo XX plasmada en el cine? La película de Edel propone respuestas atendibles al respecto.

 

Publicado en suplemento

“Laberinto”, del periódico Milenio Diario, el sábado

14 de noviembre de 2009.

 

 

 

Copyright © 2004 Hector Orestes Aguilar | Aviso Legal | Sitios Amigos | Mapa de Sitio | Webmaster

 

 Valid XHTML 1.0 Transitional  CSS Válido! Icono de conformidad con el Nivel A, 
	de las Directrices de Accesibilidad para 
	el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI UFT-8

Última actualización: 03-Jul-2006